Excavarán para ver si hay túneles de la época de la colonia alrededor de la plaza Independencia


realiz

Dieron a conocer el resultado del estudio realizado

Excavarán para ver si hay túneles de la época de la colonia alrededor de la plaza Independencia

“Hay anomalías que están cercanas a edificios históricos pertenecientes a la época fundacional de la ciudad y eso refuerza la idea de que estas anomalías tengan algún tipo de sentido”, informaron en la conferencia de prensa realizada el jueves.

El Secretario de Infraestructura, Enrique Picco, junto a los geólogos Daniel Gómez y Carlos Gardini, dieron a conocer los resultados del estudio de suelos que encargó la Municipalidad para determinar si en la zona de Plaza Independencia existe patrimonio histórico que pudiera resultar dañado con la construcción del estacionamiento subterráneo. El objetivo del estudio fue dilucidar qué es lo que se puede llegar a encontrar en el subsuelo a la hora de ejecutar el proyecto de la cochera subterránea”, dijo Picco.

“El estudio realizado se encaró de dos formas, la primera es una etapa no invasiva que incluyó los tres tipos de estudios que se realizaron en la cual se han encontrado anomalías. Una vez concluido este estudio no invasivo, el próximo paso a dar -cuando termine la época de lluvias estivales que está por comenzar- es realizar un estudio invasivo”.

“En el estudio invasivo se realizan excavaciones en lugares determinados y donde se encontró la anomalía se excavará para ver si hay construcciones, túneles o si solamente es un recambio de suelo dentro de lo que es el paquete estructural”.

“Las anomalías se han encontrado, fundamentalmente, sobre calle 9 de Julio y al intersección de 9 de Julio y Rivadavia, pero esto no implica ninguna interferencia con el proyecto del estacionamiento subterráneo.

“Vamos a avanzar en este proyecto pero también queremos a través de este estudio invasivo ver si realmente qué tipo de construcción hay o qué es lo que se encuentra en el subsuelo, para ver si se puede incorporar al proyecto del estacionamiento”.

“Suponiendo que encontremos un túnel debajo de la calle 9 de Julio, tenemos que ver si se puede rescatar históricamente el valor de ese túnel e incorporarlo al proyecto de la cochera subterránea. Queremos ser responsables con lo que se pueda llegar a encontrar para no dañar patrimonio histórico de la Ciudad”.

“Yo creo que por la época de lluvias, estas excavaciones se realizarán desde marzo de 2017 en adelante. De todas formas es una excavación de dos metros de diámetro, no es una gran obra y calculo que en 60 días se puede estar terminando. Hay que tener en cuenta que la anomalía que se encontró está aproximadamente a dos metros de profundidad del nivel del pavimento, y tampoco es una gran profundidad la que hay que alcanzar”

Antes de llamar a licitación para la construcción del estacionamiento subterráneo primero haremos la segunda etapa del estudio, con las excavaciones. Si se llega a encontrar algún túnel hay que ver la posibilidad de incorporarlo en el proyecto de la obra, no como parte de la obra, como estacionamiento, sino que hay que buscar la forma de darle un valor histórico y que pueda ser visitado por vecinos y turistas. Pero primero tenemos que tener los resultados de este segundo estudio, que ya es invasivo”, señaló el Secretario de Infraestructura.

Por su parte el geólogo Daniel Gómez, señaló que “Quiero resaltar la determinación del Municipio de invertir en esta etapa previa a la ejecución de este proyecto, en donde se plantea la necesidad de dilucidar un tema importante en la sociedad de San Luis, como es la existencia o no de túneles en torno a Plaza Independencia y la necesidad del Ejecutivo Municipal de esclarecer ese interrogante en la etapa previa a la ejecución del proyecto”.

“Son pocos los organismos del Estado Provincial o Municipales que lo hacen, generalmente se investiga cuando hay un hallazgo y después de investiga. Hacerlo de forma previa, sin ningún tipo de antecedente, porque en los antecedentes históricos de la ciudad no hay registros de la existencia de túneles, es un hecho destacable y que lo han valorado los colegas que participaron realizando el estudio”.

“Las conclusiones del estudio determinan que se han encontrado una serie de anomalías en el terreno, en la calle 9 de Julio, entre Rivadavia y San Martín, y en un sector de la intersección de Rivadavia y 9 de Julio. Las anomalías son perturbaciones que hay en el terreno y que no se corresponden con la estructura original que tiene la composición del suelo. Una anomalía puede ser un pozo rellenado y el estudio que se realiza sobre ese pozo arroja un valor anómalo a la composición y la estructura normal de ese suelo”.

“No podemos decir de manera categórica si hay túneles o no hasta que no avancemos en el próximo paso del estudio que está previsto realizar el año que viene. Por ahora hablamos de anomalías que, por su linealidad, nos hacen presuponer que puede existir algún tipo de construcción que puede corresponder con las que estamos buscando”, dijo el geólogo Daniel Gómez.

A su vez Carlos Gardini explicó que “Las anomalías más importantes están en las intersecciones de 9 de Julio con Rivadavia y con San Martín. Si son túneles, supuestamente son muy antiguos y tienen un deterioro natural sumado a las obras públicas que se han realizado en la zona, lo cual significa que las anomalías no son continuas.

“En teoría, las anomalías están alineadas pero no son totalmente continuas, eso puede ser por el deterioro propio y de las obras que han pasado por encima tanto de reestructuración como de modernización de la ciudad”.

“En la antigua cárcel de mujeres, el ingeniero Aguado contó que cuando en el 2006 estaban tratando de ponerla en valor por alguna razón, hicieron una excavación y encontraron un ingreso, con un diseño que dicen que es muy parecido a las construcciones jesuíticas”.

“Son comunes y probablemente existan las comunicaciones internas dentro de manzanas, por ejemplo, entre el Templo de Santo Domingo y el antiguo cuartel, porque ahí funcionó parte de la congregación. Entonces, esos túneles internos eran necesarios para una comunicación fluida y probablemente este túnel que apunta hacia el templo tenga una razón de ser”.

“Nosotros tratamos de implementar una cuestión no invasiva en la que solo perturbamos el tránsito. Hoy tenemos un resultado que es bastante promisorio y en realidad no existen muchos antecedentes y no se puede precisar el tiempo del que datan esas posibles existencias”.

“Es increíble la cantidad de aportes que hizo la gente mientras nosotros estábamos haciendo el estudio. El interés que manifiesta la gente por el hecho de que la existencia de túneles ya es un mito de la ciudad que se ha mantenido en el tiempo”.

"Los arqueólogos están sorprendidos y nosotros también, es una cuestión que puede ser muy interesante. AL intervenirlo, nosotros vamos a poder qué significa eso y creo que 60 días para la excavación es un plazo prudente pero puede llegar a haber demoras dependiendo de lo que se vaya encontrando", señaló Gardini.

Pasos del estudio realizado

Carlos Gardini explicó los pasos del estudio y dijo que: “Realizamos un estudio histórico arqueológico de toda la zona de Plaza Independencia; después procedimos a hacer el estudio geofísico no invasivo y un análisis geotécnico con la información con la que contamos los geólogos y que puede ser un aporte para la obra”.

“También elaboramos un registro fotográfico de todas las fachadas para definir sus agrietamientos y fisuras y un análisis contrastante de la foto cruda con las fisuras. Nuestra propuesta es que si la obra se lleva adelante, se pongan placas de yeso para controlar periódicamente para ver si esas fisuras se mueven y tomar intervención para evitar problemas”.

“De un historiador como Néstor Menéndez tomamos la ubicación de los edificios históricos como la Iglesia Matriz, la Escuela, el Cabildo y el Templo de Santo Domingo. La antigua cárcel de mujeres antes fue un playón y un cuartel, y en 1930 había un canal que pasaba por la plaza. Estos fueron los cambios que tomamos en cuenta”.

“Los estudios geofísicos se hicieron en dos etapas, la primera fue con un método gravimétrico que mide la gravedad natural del terreno que permite ver variaciones producidas por alguna perturbación del terreno. Se utilizaron dos gravímetros al mismo tiempo porque hubo que hacer un barrido en toda la plaza para ver el estado de situación. Se tiraron cables líneas, se hicieron lo perfiles y con un GPS geodésico se hizo la referenciación de cada uno de los puntos. El mapa arrojado nos marca en azul las zonas actividad gravimétrica distinta al terreno normal que viene de norte a sur, pegado a la plaza y a lo largo de calle 9 de Julio”.

“La segunda etapa fue a través de un método más específico, la medición de resistividad con electrodos. Con todos los perfiles que arrojan las mediciones realizamos interpretaciones, donde vemos que las anomalías están a la misma profundidad y son discontinuas, ya sea por deterioro, o pueden ser cañerías y desmoronamientos. Hay anomalías en las que coinciden los cruces y su geometría”.

“Hay anomalías que están cercanas a edificios históricos pertenecientes a la época fundacional de la ciudad y eso refuerza la idea de que estas anomalías tengan algún tipo de sentido”.

“La referenciación con el GPS nos permite tratar de definir lo que sucede en el subsuelo. Tenemos que exponer esto a los arqueólogos para que ellos definan cuál es el mejor lugar para hacer la excavación, primero con una retroexcavadora y después de forma manual, con pico y pala. Se hace de manera lenta, ya que el arqueólogo se detiene para trazar perfiles, mira, limpia”.

“Lo último que hicimos fue un recorrido por toda la plaza, catalogamos cada una de las viviendas y analizamos el agrietamiendo de sus fachadas. Si prospera la construcción del estacionamiento se controlarán estas fachadas”.

 

“En las fotografías que documentan la construcción del edificio del Poder Judicial podemos ver que la estructura del suelo en la zona es bastante uniforme. Desde ese punto de vista y con los estudios previos que correspondan a la intervención, es un área que eventualmente no tendría problemas”, concluyó Carlos Gardini.


 

 

 

 

 

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  <script type="text/javascript">

var _gaq = _gaq || [];
_gaq.push(['_setAccount', 'UA-16873126-1']);
_gaq.push(['_trackPageview']);

(function() {
var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true;
ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js';
var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s);
})();

</script>

  googlea5ed8c6199e1c16d.html