¿No los unió el amor sino el espanto?

El peronismo de distintas vertientes tras un acuerdo programático

La fotografía era impensada hace un par de años en San Luis, pero los tiempos fueron cambiando y Mauricio Macri parece ser el gran hacedor de esta búsqueda de unidad -en principio programática- que los otrora peronistas adversarios (y sus aliados) vienen buscando y el viernes tuvo un capítulo más en Las Chacras, donde se propusieron crear un "acuerdo programático". Hubo críticas suavizadas y llamados a la memoria, pero todo se desarrolló en un clima cordial donde coincidieron que hubo "respeto mutuo".

Un centenar de dirigentes de distintas vertientes del peronismo y sus partidos aliados, otrora enrolados inclusive en corrientes enfrentadas, coincidieron el viernes por la noche en la localidad de Las Chacras, en la ciudad de Juana Koslay en realizar un acuerdo programático para enfrentar a las políticas que propone el gobierno de Mauricio Macri. Si bien fue una "autoconvocatoria", la reunión fue gestada por los senadores Adolfo Rodríguez Saá (Compromiso Federal) y Daniel Pérsico (Frente para la Victoria), otrora fuertes adversarios políticos.

En la mesa principal estaban sentados los senadores nacionales Daniel Pérsico y Adolfo Rodríguez Saá, el diputado nacional Luis Lusquiños, Alberto Fernández (que llegó con los dirigentes de Mercedinos y Sanluisñeos por el cambio) y José María Vernet (en representación de Compromiso Federal). Allí escucharon las distintas propuestas que la dirigencia peronista y sus aliados llevaron al encuentro del que Adolfo insistió en que "el sentido de esto es programático, no es que estemos formando un frente electoral".

Si bien durante el cónclave se hicieron cuestionamientos al gobierno provincial, que partieron particularmente del Partido Comunista (uno de los aliados del Kirchnerismo) y de otras vertientes, en líneas generales coincidieron en que el problema mayor que tenía el país eran las políticas neoliberales que está llevando adelante el macrismo, que conducen a la pobreza y la desocupación.

Allí trazaron como estrategia hacer una mesa chica, que se volverá a reunir en dos o tres semanas, donde se delineará el acuerdo programático que luego discutirá cada uno de los asistentes en sus respectivas agrupaciones para finalmente arribar a un acuerdo.

"Creo que se van sorprendidos positivamente, porque han visto que podemos debatir y discutir con altura temas importantes", dijo a la prensa Adolfo Rodríguez Saá al finalizar el encuentro, refiriéndose a los dirigentes de otras provincias que estaban presentes.

"Me emociona reencontrarnos con diversos dirigentes peronistas de diferentes expresiones, que todos hemos nacido de la misma raíz y el tiempo nos ha ido distanciando. Más de cien líderes de distintos espacios discutiendo, ya es un paso auspicioso. El pueblo de San Luis puede estar tranquilo de que estamos pensando en la solución de los problemas que todos vemos y queremos solucionar. Unos los ven más difíciles, otros más fáciles; por algo pertenecemos a fuerzas políticas diferentes", resaltó.

Consdieró que a nivel nacional replicar este tipo de encuentros es "un poco más difícil, porque las internas partidarias y la presión de la prensa sobre las candidaturas hacen que muchos dirigentes políticos estén priorizando intereses personales por sobre los intereses del conjunto. Acá nadie habló de candidaturas y a nadie perturbó las candidaturas. Esto es otra etapa, otro momento, otra cosa", valoró.

Luego, al referirse a las reuniones que está compartiendo su hermano el gobernador de la Provincia a lo largo del país, manifestó que "lo que está haciendo Alberto es lo correcto dentro del peronismo. Primero, tenemos que ir unidos en esta instancia. No importa quiénes son los candidatos, ese es un tema secundario. Tenemos que dar la batalla electoral unidos; por eso, la reunión de hoy acá, tiene ese significado: abrir el camino del acuerdo programático. Cuando los dirigentes nacionales vean que en San Luis nos podemos poner de acuerdo, tal vez sea más fácil. Tal vez si hacemos un acuerdo programático en otra provincia; si los sanjuaninos, los mendocinos, los cordobeses toman una iniciativa parecida, probablemente al final llegue que en toda la Nación hagamos un acuerdo programático, que nos va a servir de base, de plataforma para la unidad", para ir "todo el campo popular unido, con el peronismo como columna vertebral".

Por su parte, Alberto Fernández, que durante su alocución dijo que se sentía "impertinente" al hablar en la reunión y elogió las políticas que han desarrollado en la provincia los hermanos Adolfo y Alberto Rodríguez Saá, a pesar de haberse "abrazado a Néstor y enfrentarlo a Adolfo" en 2003, indicó que le parecía "maravilloso que los puntanos se junten ante el riesgo de que el gobierno nacional llegue con políticas que los están perjudicando".

"Me parece que hay que pensar el camino a seguir, es el camino de la unidad, pero no juntándonos, amontonándonos, sino la unidad difiriendo", dijo a los periodistas tras finalizar el encuentro.

Las propuestas y críticas

Hubo voces críticas también hacia el gobierno de la provincia, como la de Ivana Serrano, que cuestionó la figura de la detención por "averiguación de antecedentes", que se hace en los mega operativos policiales que se están llevando adelante.

Mónica del Bueno, del Centro de Estudios Joaquín Areta, reclamó la restitución del Defensor del Pueblo, que no se elige desde hace más de una década y ha vaciado de contenido a esa institución.

Juan Larrea partido Comunista Frente Unidos para la Victoria, dijo en torno a la convocatoria, que se había realizado con la consigna de la lucha contra la pobreza, enfatizó "lo único que tenemos que hacer es que al gobierno nacional le vaya mal y a nosotros bien; que pierda las elecciones del '17, que pierda las del '19 y que este tipo de partidos políticos nunca mas gobierne la Argentina.

Y cargó también contra el gobierno provincial porque "ha abandonado los controles de la economía, no ejerce soberaría económica, no tiene poder ni control sobre las finanzas de la provincia, no es su agente financiero; no tiene control sobre la tarifa eléctrica (...) y en el caso del gas la cosa es todavía más dura

"Hablamos de la energía, porque esto no se resuelve con planes de acción social, esto se resuelve creando las condiciones para que San Luis sea una provincia de mayor desarrollo industrial. En la vida moderna el trabajo no lo genera más el campo, lo genera la manufactura, en concreto, la industria" y reclamó "soberanía sobre el sistema energético" y también "una tarifa social eléctrica", tareas que le corresponden a la provincia, según manifestó.


 

 

 

 

 

 

 

 

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  <script type="text/javascript">

var _gaq = _gaq || [];
_gaq.push(['_setAccount', 'UA-16873126-1']);
_gaq.push(['_trackPageview']);

(function() {
var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true;
ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js';
var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s);
})();

</script>

  googlea5ed8c6199e1c16d.html