El responsable de las coimas asegura que Gustavo Arribas recibió 10 trasferencias por 850 mil dólares

Un arrepentido del “Lava Jato” habló del pago de sobornos en la Argentina y mencionó al ex titular de la AFI. Leonardo Meirelles, uno de los “arrepentidos” en la causa del “Lava Jato” en Brasil, reveló a la Justicia argentina que hubo 4.000 operaciones vinculadas a ese escándalo, aseguró que la plata era producto de coimas y comprometió al jefe de la inteligencia local, Gustavo Arribas, al afirmar que recibió 10 transferencias por 850 mil dólares.

Asimismo, Brasil afirmó que aportará toda la documentación a la Argentina sobre esa versión dada por el operador financiero que prestó declaración a través de la figura de la “delación premiada” en su país.

Según informaron, Meirelles aseguró que Arribas, quien fue sobreseído recientemente después de una acusación similar, recibió 10 trasferencias de dinero que alcanzaron un monto de 850 mil dólares.

También dijo que él hizo en total unas 400 mil transacciones con distintas empresas, entre ellas la megaconstructora Odebrecht, y que la plata -incluida la que habría recibido el jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI)- era producto de coimas.

Meirelles aseguró que “le sonaba” la empresa IECSA, la constructora que era del primo del presidente Mauricio Macri (Angelo Calcaterra), participante de las obras de soterramiento, pero aclaró que no recordaba el concepto porque hizo unas cuatro mil operaciones financieras de coimas y los detalles estaban en la documentación que le aportó a la justicia brasileña.

Las fuentes señalaron que le preguntaron sobre el ex ministro de Planificación Julio De Vido, el ex secretario de Transportes Ricardo Jaime o su asesor Manuel Vázquez, pero no podía confirmarlo ni descartarlo porque no los recordaba.

Arribas había negado la existencia de seis operaciones y solo reconoció una por 70 mil dólares por la venta de bienes muebles en Brasil, donde vivía, y un documento de la Unidad de Información Financiera (UIF) respaldó esa versión.

A pedido de la defensa de Arribas, el juez Rodolfo Canicoba Corral había sobreseído al funcionario macrista después y el fiscal general Germán Moldes resolvió no apelar esa resolución.

En ese contexto, el responsable de la PIA, Sergio Rodríguez, y el fiscal del caso Arribas, Federico Delgado, pidieron la declaración por videoconferencia de Meirelles y de Alberto Yousseff, quienes se prestaron al interrogatorio.

El pedido de declaración se hizo en el marco de una de las causas abiertas por el “Lava Jato”, que investiga irregularidades en la contratación de la planta potabilizadora de Aysa en Tigre, conocida como “Paraná de las Palmas”.

Youseff no aportó datos: dijo que no sabía nada de las causas de la justicia argentina y que no le tenía confianza a Meirelles, quien había sido su empleado.

Pero luego fue el turno de Meirelles -condenado con prisión domiciliaria en su casa en Brasil- y dio una serie de detalles sobre las operaciones que se hicieron en la Argentina, donde ahora se espera la documentación respaldatoria que entregó a la justicia de Brasil.

 

 

 

 

 

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  <script type="text/javascript">

var _gaq = _gaq || [];
_gaq.push(['_setAccount', 'UA-16873126-1']);
_gaq.push(['_trackPageview']);

(function() {
var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true;
ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js';
var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s);
})();

</script>

  googlea5ed8c6199e1c16d.html