Cambiemos hizo una voltereta en el aire por el fallo que beneficia a represores

El primero en convalidarlo fue el el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, quien dijo que había que respetarlo si se "ajustaba a la ley", pero el sábado Marcos Peña salió a "despegarse" del fallo que los sectores críticos le adjudicaban a la línea que sigue el gobierno. El diputado de Cambiemos por San Luis, José Riccardo, el mismo día hizo público su posición contraria en su perfil de Facebook y el lunes María Eugenia Vidal también se mostró en contra de este beneficio para los genocidas. El cambio en el aire se debería a una encuesta que realizaron desde el gobierno.

El fallo se conoció el miércoles, pero el gobierno nacional salió a despegarse recién el sábado a través del texto de Marcos Peña y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, recién hizo declaraciones recién este lunes en contra de esa resolución de los jueces.

Fuentes de la Corte explicaron a La Política Online que el giro del gobierno probablemente obedezca a que pudieron acceder a encuestas de los últimos días en donde se plasmaba el rechazo de la opinión pública al 2x1. Es que una vez conocido el pronunciamiento la reacción inicial de la Casa Rosada, a través del ministro de Justicia, Germán Garavano, fue apelar al manual constitucional y afirmar que respetaban el pronunciamiento de la Justicia.

Una respuesta incluso de apoyo esbozó en ese momento el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, acaso el funcionario en el que quedó más en evidencia el giro.

Esta respuesta inicial hizo crecer las sospechas de que el Gobierno había estado detrás del fallo, que venía siendo reclamado en editoriales del diario La Nación, un diario muy cercano a la Casa Rosada.

Por las fuentes consultadas por LPO descartaron de pleno esta tesis. Desde el Máximo Tribunal explican el fallo: sostienen que en los últimos años se acumularon pedidos por esa reducción de la pena y que varios represores habían fallecido. Eso -explican- generó consenso para fallar cuanto antes y lo que hizo el voto mayoritario no fue otra cosa que aplicar las leyes: "No existe ninguna norma que diga que hay que excluir a los culpables de delitos de lesa humanidad del beneficio", señalaron las fuentes.

En el caso del gobierno nacional, el golpe de timón fue claro. Es que el mismo día que trascendió el fallo, Avruj, acompañó la decisión de los jueces. "Estoy de acuerdo con el 2x1 de la Corte si el fallo está ajustado a la ley. Hay que ser respetuosos del fallo de La Corte al respecto", dijo.

A eso le siguió la primera declaración importante que daba cuenta de un giro: el texto de Peña en el que sostuvo este sábado que "el 2x1 es un símbolo de la impunidad en la Argentina". En rigor, la primer voz de Cambiemos en cuestionar la medida, casi de inmediato, fue el secretario de Derechos Humanos bonaerense, Santiago Cantón.

Pero no es una novedad, Cantón funciona con autonomía y como una voz crítica de Cambiemos en la materia. Con trayectoria internacional y peso propio, este funcionario suele anticipar los conflictos que el resto de la coalición oficialista no suele ver en esta materia. Así fue en el caso Milagros Sala, cuando Macri y el resto del Gobierno apoyaban la línea dura del gobernador jujeño, Gerardo Morales, hasta que las condenas internacionales empezaron a acumularse. El feriado del 24 de Marzo fue otro caso.

Esta vez el volantazo del Gobierno fue tan pronunciad, que este mismo lunes el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, anunció que esta misma noche presentará un proyecto para "acotar" la aplicación del 2x1. El senador aseguró que su bloque trabaja en una iniciativa para que el beneficio "solamente se aplique a quienes estuvieron presos durante el período de vigencia de la ley", que fue desde 1994 hasta 2001.

La Gobernadora fue quizás la más enfática con el tema. Aseguró que para "los delitos de lesa humanidad no puede haber atajos" y consideró que la "única forma de reparar del dolor de las víctimas y sus familiares" es que esas violaciones a la ley no sean tratadas como "delitos comunes".

Junto a Vidal también lanzó críticas el presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Mosca. "El fallo de la Corte Suprema no solo representa un retroceso en materia de Derechos Humanos, sino que además genera una peligrosa sensación de que todos los delitos son iguales y que deben ser juzgados de una misma forma", dijo.

Lo que publicó Riccardo en Facebook el sábado 6 a la 20:58

Quiero expresar mi opinión con respecto al fallo de la corte sobre el dos por uno, excarcelación de represores, genocidas condenados por delitos de lesa humanidad. Francamente lamentable, lamentable desde el punto de vista político y repudiable desde el punto de vista social y desde el punto de vista de las víctimas.

El proceso político que ha implicado el juicio, la condena y todo lo que representa para la Argentina la condena efectiva de un genocida en un proceso que fue único en el mundo, es un proceso histórico, un proceso que tiene la enorme carga simbólica de dar un mensaje hacia las generaciones futuras para que esto nunca más ocurra.

Desde el punto de vista legislativo e institucional esto nos lleva a reflexionar por qué existen y están vigentes este tipo de leyes, leyes que sancionó el Congreso, la ley del dos por uno que fue sancionada durante el gobierno de Menem y luego derogada para poder darle el beneficio a quienes estaban en el proceso de prisión preventiva, de que se pudieran computar los años de la prisión preventiva el tiempo doble, lo que se llama dos por uno.

Después la derogación de ese proceso se dioen el marco de una crisis carcelaria y surgió con una ley para salir de un problema que evidenciaba el problema de fondo de la justicia argentina, que todavía sigue existiendo, que es tener la incapacidad de juzgar y condenar en tiempo y forma.

Las cárceles argentinas están llenas de gente que tiene causa pero no ha tenido juicio y no ha sido condenada, sea culpable o sea inocente, lo cual es tremendo. Esto habla de que estas leyes surgen por la incapacidad de la justicia de hacer su trabajo, trabajo que le ha encomendado la sociedad, el ciudadano, que es juzgar en tiempo y forma y condenar con pena efectiva para quien es condenado y dejar absuelto o respetar los derechos de la libertad para quienes son inocentes.

Esto implica una reflexión del sistema político argentino sobre esta enorme contradicción entre la posición de algunos jueces que dicen “bueno hacemos lo que las leyes nos marcan” y la contradicción, digamos sentimiento de rechazo, de repudio (no encuentro un término más gráfico, más explícito) ante este hecho que carece de todo sentido y que es uno de los crímenes que merece una consideración especial, que son los crímenes de lesa humanidad, a punto tal que son crímenes que nunca prescriben, sus condenados estén beneficiados por una medida absolutamente surgida en la legislación argentina para tratar de esconder, para tratar de soslayar, o para tratar de disimular la incapacidad de la justicia argentina de ejercer su función de justicia, es decir, juzgar rápidamente en los tiempos que establece el código procesal penal condenar y hacer efectiva la pena, y en particular para los genocidas, lo que los argentinos queremos es que las penas se cumplan desde el primer al último día en la cárcel conforme a las condiciones de buen trato carcelario que todo recluso merece en atención a la misma motivación que haya llevado a condenarlo que es el respeto a los derechos humanos.

 

 

 

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  <script type="text/javascript">

var _gaq = _gaq || [];
_gaq.push(['_setAccount', 'UA-16873126-1']);
_gaq.push(['_trackPageview']);

(function() {
var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true;
ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js';
var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s);
})();

</script>

  googlea5ed8c6199e1c16d.html