Fue procesado por la Jueza

El padrastro de Florencia pasó su primera noche en el Servicio Penitenciario

Lucas Matías Gómez (32) fue procesado ayer por la jueza del Crimen N° 3 Virgina Palacios, acusado de "Abuso sexual doblementte agravado por el vínculo, por su condición de guardador, y homicidio criminis causae" de la que fue víctima la menor Florencia Abril Di Marco (12) que fue violada y asesinada en la madrugada del 22 de marzo último.

"A partir de este lunes 27/03/17 a la tarde se encuentra en el Penal Provincial", indicó la policía. Tras ser notificado del procesamiento, Gómez fue llevado al Hospital San Luis para la revisación médica, luego se hicieron los trámites de rigor y posteriormente fue llevado al edificio ubicado en la Ruta Provincial 3, al suroeste de la capital puntana.

Para la magistrada, que el día anterior, cuando lo llamó a prestar declaración indagatoria, los elementos de sospecha que tenía, fueron tomados como probatorios de que fue Gómez, entre las tres y las seis de la madrugada que llevó a la menor a Saladillo donde cometió ambos crímenes.

El testimonio de unos pescadores que lo vieron pasar por un badén que golpeó debajo de su auto y la pericia policial que confirmó el golpe en el carter; sumado a la filmación del Peaje de Los Puquios donde pasó y las cámaras de seguridad que permitieron ver al Megane negro ir y volver hacia el lado donde después apareció la mochila de la niña, fueron determinantes para tomar la decisión.

Pero además hay otro cúmulo de pruebas que lo ubican al padrastro en una situación comprometida: Los análisis que le hicieron al celular los peritos de la recientemente creada División de Delitos Complejos, que está bajo la órbita de la Procuradoría en la Justicia local; el testimonio del personal docente de la escuela Rosario Simón, que indicaron que Florencia nunca entró al establecimiento como había señalado el padrastro; entre otras cosas.

En el último testimonio que había brindado a la prensa el tío de Florencia y hermano de Carina, Cristian Di Marco, dijo que había reconocido al Megane en el avistamiento que habían hecho las cámaras cerca del baldío donde apareció la mochila, mientras se realizaba la búsqueda y allí le dio "mala espina" y lo verbalizó: "hijo de puta", contó que soltó en ese momento. Pero cuando una policía le preguntó si sospechaba de su cuñado, dudó, porque no lo creía capaz de realizar una atrocidad como la que cometió.

La policía indicó que fueron determinantes en el procesamiento las "declaraciones testimoniales que lo sitúan en tiempo y espacio al ahora procesado con el hecho delictivo, aportes fílmicos de cámaras de seguridad públicas y de una propiedad privada, el secuestro del vehículo en el cual se movilizaba el ahora procesado y de cuyo peritaje se obtuvieron indicios que lo comprometen, pericias tecnológicas (hechas a celulares), técnicas (blue star – luminol) más el secuestro de elementos que guardan relación con la causa y que se obtuvieron del allanamiento efectuado a la casa del Gómez".

Ahora Matías Gómez esperará en la cárcel la sustanciación del juicio oral y público donde se determinará su destino. Si resulta culpable, la condena que le espera es prisión perpetua.


 

 

 

 

 

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  <script type="text/javascript">

var _gaq = _gaq || [];
_gaq.push(['_setAccount', 'UA-16873126-1']);
_gaq.push(['_trackPageview']);

(function() {
var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true;
ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js';
var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s);
})();

</script>

  googlea5ed8c6199e1c16d.html