"Me niego a pensar que (el choque) haya sido intencional"

Durante su segunda conferencia de prensa de la jornada, el ministro del Interior y Transporte confirmó que el tren que embistió a la formación parada a metros de la estación Castelar circulaba a 62 km por hora en el momento del impacto, y aunque se negó a considerar la posibilidad de que el siniestro fuera intencional agregó que "no descartamos ninguna hipótesis". Por la mañana había manifestado que el Gobierno quería "determinar si se trató de un siniestro o de un accidente". Florencio Randazzo, además, informó que los controles de alcoholemía del maquinista y de su acompañante habían dado negativo, reiteró que los frenos del tren habían sido cambiados en su totalidad y que el conductor desoyó las señales de alerta y peligro que funcionaban correctamente.

Randazzo expresó que se trata de un día "muy triste" en el que todos están "muy conmovidos", aseguró que se investigará "si se trató de un accidente o de un siniestro", y advirtió que, si la tragedia pudo haber sido evitada, "habrá uno o más responsables".

Durante la primera conferencia de prensa en la Casa Rosada, el ministro Randazzo pidió "prudencia y responsabilidad" en torno a las "hipótesis" sobre el accidente ferroviario. "Se escucharon hipótesis con un grado de irresponsabilidad total, los frenos (de la formación que chocó) fueron cambiados en su totalidad", señaló Randazzo, e informó que en el tren hay "una caja negra" que permitirá esclarecer lo sucedido. "La formación que chocó, el tren Chapa 1, que colisionó contra otra formación que estaba parada tenía frenos nuevos. Esta formación estaba totalmente reparada de un total de 11 que reparamos íntegramente", insistió el funcionario.

Randazzo manifestó que desde el momento en que ocurrió la colisión (7.07), "está trabajando un equipo" de su cartera en Castelar, "en comunicación permanente con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el Secretario de Seguridad, Sergio Berni". Randazzo informó también que el juez federal que tiene a cargo la investigación es el titular del Juzgado Federal número 2 de Morón, Jorge Rodríguez, y que el fiscal es Sebastián Basso.

Anunció que el servicio de la línea Sarmiento estará interrumpido por 24 horas "para que la justicia pueda investigar con total tranquilidad para saber realmente que fue lo que pasó". Además, comunicó que el motorman y el acompañante de la formación que protagonizó el accidente "están incomunicados" y pidió "tranquilidad para que se hagan las pericias".

El ministro informó que "se ha constituido un centro en la municipalidad de Morón que está colaborando con nosotros" y que el teléfono para comunicarse por información es el 5279-3411". Precisó que fueron atendidas "21 personas en el hospital Posadas, 60 en Haedo, 53 en Morón, 15 en Merlo, 3 en Moreno, 2 en el Paroissien y una en Ituzaingó".

 

 

 

 

 
   
Free counter and web
stats