YPF deberá responder sobre el impacto ambiental de Vaca Muerta

El Juzgado de primera instancia en lo Contencioso Administrativo Federal N°8 de Capital Federal falló a favor de Fundación Ambiente y Recursos Naturales al considerar la actividad realizada por YPF como “de interés público”.

En este sentido, la jueza interviniente, Cecilia G. M. De Negre, dispuso la total validez, vigencia y preeminencia de la Ley Nº 25.831 de Acceso a Información Pública Ambiental, que no cuenta con ninguna cláusula que restrinja a la población sobre el acceso a la información pública referente a actividades desarrolladas por las industrias y sus posibles impactos en la salud y el ambiente.

FARN había enviado a la petrolera YPF dos pedidos de acceso a la información pública respecto de los impactos ambientales provocados por la explotación de hidrocarburos de manera no convencional en el yacimiento de Vaca Muerta, Provincia de Neuquén, de acuerdo a lo establecido en las leyes 25.675 (Ley General del Ambiente), 25.831 (de Acceso a la Información Pública Ambiental – LAIPA) y 27.275 (de acceso a la Información Pública).

En ambas oportunidades, la empresa desestimó el pedido de la ONG bajo el argumento de que, por tratarse de una sociedad anónima sujeta al régimen de oferta pública, está alcanzada por el régimen de excepciones que establece la misma Ley 27.725 y puede, por tanto, negarse a dar información.

Además, por no formar parte del Estado, se consideraba eximida de la aplicación de la LAIPA. Ahora, el fallo de De Negre deja sin efecto toda excepción legal que pudiera impedir acceder a los datos oportunamente requeridos por FARN a la empresa.

Este fallo es el primero en Argentina que brinda reconocimiento y validez al Acuerdo de Escazú, pionero en América Latina y el Caribe en lo referido a proteger, promover y garantizar el acceso a la información, la participación del público y el acceso a la justicia en temas ambientales, y del cual nuestro país es parte.

Asimismo, se trata de uno de los primeros casos de acceso a la información vinculado a temas ambientales que involucra a una petrolera luego de que el Congreso sancionara la Ley de Acceso a la Información Pública, que crea una excepción al derecho para mantener en secreto la información referida a empresas que cotizan en bolsa.

En un comunicado la ONG informó que la Justicia ordenó a la petrolera brindar información respecto de sus actividades en el yacimiento hidrocarburífero ubicado en la Provincia de Neuquén y que el fallo deja sin efecto toda excepción legal que pudiera impedir acceder a los datos oportunamente requeridos por FARN a la empresa.

¿Qué es el Fracking?

Es un método de extracción de hidrocarburos, que además de las perforaciones requiere provocar fracturas en las formaciones rocosas para la obtención de los recursos. En los terrenos en los que la técnica se aplica, el petróleo y el gas natural están acumulados en poros que no están interconectados entre sí, por lo que las petroleras producen fisuras hidráulicas en las capas subterráneas para facilitar su salida al exterior.

El procedimiento es inyectar miles de metros cúbicos de agua, arena y un coctel de productos químicos a las profundidades de la tierra en forma vertical y horizontal. Ese golpe de presión genera canales que posibilitan que los recursos se hagan espacio entre las rocas y migren hacia la superficie.

Los problemas medioambientales que origina

Las impermeabilizaciones, tuberías y barreras pueden fallar, o bien la lluvia puede hacer que las balsas se desborden, por lo que es fácil que el agua se derrame y se filtre al entorno.

Para extraer una gran cantidad de gas mediante la fractura hidráulica es necesario realizar varios pozos, ocupando de esta manera grandes extensiones de terreno e inyectando en ellos millones de litros de agua cargada con químicos y tóxicos.

Ésta técnica de extracción de gas lleva años aplicándose en varios países, sobre todo en Estados Unidos, donde se han encontrado una serie de problemas derivados a este tipo de explotaciones. El impacto ambiental es un hecho, entre ellos las contaminación de las aguas subterráneas, emisión de gases de efecto invernadero (metano), terremotos (sismicidad inducida), contaminación acústica e impactos paisajísticos, entre otros.

La reutilización de pozos

El re entry o reingreso a un pozo no es un desarrollo reciente, pues se ha utilizado esa técnica para, por ejemplo, profundizar perforaciones ya existentes con el mismo objetivo que tuvieron desde el primer día.
Sin embargo varias operadoras comenzaron a incursionar en el uso de esta técnica para reconvertir viejos pozos en potenciales productores del shale oil de Vaca Muerta.

En la subsecretaría de Hidrocarburos de Neuquén se recibieron, en los últimos meses, cerca de 20 pedidos para realizar re entry o reingresos de los cuales más de la mitad correspondieron a pozos que originalmente eran convencionales para reconvertirlos en no convencionales con el nuevo ingreso.

Los re entry se realizaron el año pasado con el objetivo de profundizar los pozos existentes para poder luego realizar ramas laterales con destino a Vaca Muerta, las cuales alcanzaron en un caso los 1.000 metros y en el otro los 1.500 metros de extensión.

 

 

 

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  <script type="text/javascript">

var _gaq = _gaq || [];
_gaq.push(['_setAccount', 'UA-16873126-1']);
_gaq.push(['_trackPageview']);

(function() {
var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true;
ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js';
var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s);
})();

</script>

  googlea5ed8c6199e1c16d.html