La Nación Ranquel

Una Nación dentro de la Nación o un Estado dentro del Estado

"Nación, en sentido estricto, tiene dos acepciones: la nación política, en el ámbito jurídico-político, es el sujeto político en el que reside la soberanía constituyente de un Estado; la nación cultural, concepto socio-ideológico más subjetivo y ambiguo que el anterior, se puede definir a grandes rasgos, como una comunidad humana con ciertas características culturales comunes, a las que dota de un sentido ético-político. En sentido lato nación se emplea con variados significados: Estado, país, territorio o habitantes de ellos, etnia, pueblo y otros", define Wikipedia. En un documental pasado ayer en San Luis SAT, es el propio gobernador el que define lo que ocurre y ocurrirá en torno a este tema con la denominada Nación Ranquel. "La policía de la provincia tiene jurisdicción hasta la puerta" del aduar o toldería; "para pasar tendrán que pedirle permiso al Lonko" (jefe), advirtió en la ceremonia donde se les entregaron las viviendas.

Hoy "el Gobierno participará de la reunión del Parlamento de Lonkos Ranqueles", según se informa en la web del gobierno.

En los últimos días tomó estado público en Villa Mercedes una situación que se vivió en el pueblo Ranquel poco tiempo atrás.

Está relacionada con un hecho que involucra a un detenido por una causa federal que salió con permiso en abril y no retornó a la penitenciaría. El hombre que no regresó al penal de San Luis, es Julio Ceferino Navarro.

Al parecer, habría permanecido allì durante todo este tiempo -cosa que no fue confirmado por la policía- y a raíz de una situación de violencia con una mujer que vive allí, a la que habría golpeado, ésta termina denunciandolo y toma actuación la policía de Villa Mercedes, que gira las actuaciones "por una cuestión de jurisdicción", a la de Buena Esperanza, según dijo este mediodía a Periodistas en la red el subjefe de la Unidad Regional 2, distrito interior, comisario mayor Ortiz.

Hasta allí, el hecho no pasa de ser otro caso policial más, pero lo que sucede después es tema de un profundo análisis y debate.

La primera versión que llegó a nuestra mesa de trabajo fue que la policía no había conseguido el permiso para ingresar al lugar, cosa que fue desmentido por Ortiz.

"Nosotros podemos ingresar al pueblo Ranquel, siempre y cuando tengamos permiso de parte de los lonkos de ahí, dado que existen ciertos condicionamientos en cuanto a su cultura, nada más. No se nos prohibe el ingreso en ningún momento, y menos cuando se trata de ir por una urgencia o un hecho delictivo. No hay ningún impedimento, lo que hay, si, como es una comunidad cerrada, respetan sus costumbres y sus propias leyes", dijo el comisario.

Aseguró que "no ha habido negativa de parte de los lonkos para permitirnos ingresar; es más, accedimos al predio del pueblo Ranquel, nunca se nos ha vedado la entrada".

Al ser consultado sobre la legislación vigente sobre el particular, el comisario Ortíz expresó: "Nosotros estamos esperando que haya una decisión a nivel oficial; es una decisión que tienen que tomar ellos (por el gobierno). Yo no puedo opinar sobre esto. Nosotros estamos limitando nuestro acceso ahi, para no entorpecer. Le vuelvo a repetir, no se nos ha vedado el ingreso al predio".

Agregó que la policía podía cumplimentar las ordenes judiciales, "siempre y cuando lo pongamos en conocimiento de los caciques de la comunidad ranquel".

La reunión de este viernes en el sur provincial

El encuentro programado este viernes en la escuela de la comunidad a partir de las 14:00, "se avanzará en las acciones tendientes a impulsar la Nación Ranquel", indica la información oficial que publica la web del gobierno.

"La reunión del Parlamento de Lonkos servirá para avanzar en acuerdos vinculados a un anteproyecto de ley entre la Nación Argentina y la Nación Ranquel, enmarcado en la profundización del respeto y reivindicación de los derechos, costumbres, creencias, tradiciones, lengua, cultura, e identidad de este pueblo", prosigue la información.

"Entre los temas a tratar se destacan la creación de una ley que reglamente el artículo 75 inciso 17 de la Constitución Nacional, el cual reconoce la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos, y garantiza el respeto a su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural".

Una situación prácticamente inédita

En una de las ceremonias que se llevó a cabo en territorio restituído a los ranqueles, Rodríguez Saá dijo que después de las entregas de tierras y viviendas, venía "una tercera etapa", a la que calificó como la más difícil, ya que debería encararse allí la modificación de las leyes, el reconocimiento de las normativas propias y la sustentabilidad de la Nación Ranquel.

En el artículo 75 de la Constitución Nacional, entre las atribuciones del Congreso, en su inciso 17 señala textualmente: "Reconocer la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos. Garantizar el respeto a su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural; reconocer la personería jurídica de sus comunidades y la posesión y propiead comunitarias de las tierras que tradicionalmente ocupan; y regular la entrega de otras aptas y suficientes para el desarrollo humano; ninguna de ellas será enajenable, transmisible ni susceptible de gravámenes o embargos. Asegurar su participación en la gestión referida a sus recursos naturales y a los demás interess que los afecten. Las provincias pueden ejercer concurrentemente esas atribuciones".

Como están dadas las cosas -sin entrar en juicios de valor sobre lo acertado o no de la medida- pareciera que se produce un conflicto de intereses entre la Nación Estado Argentino y/o la Provincia Estado San Luis con la Nación Ranquel, como ha planteado las cosas el gobernador en su discurso.

Rodríguez Saá, sin aparente respaldo legal, que podría darle una ley surgida de la Legislatura sanluiseña, solo como una mera expresión de deseo, señala que "La policía de la provincia tiene jurisdicción hasta la puerta" del aduar o toldería; "para pasar tendrán que pedirle permiso al Lonko".

De hecho, esa fue la situación que se dio con el prófugo de la justicia. Si bien la policía asegura que les permitieron la entrada, hay una orden no escrita de no entrometerse en los asuntos de la Nación Ranquel. Pero hasta ahora, es un tema que no tiene una definición jurídica o legal, según lo que la misma institución informa. Por ahora, al menos en apariencia, no hay conflicto de intereses de acuerdo a la información oficial -la extraoficial decía otra cosa- pero ¿qué ocurriría si los lonkos negaran la entrada a sus territorios? Hay un vacío legal que todavía no está subsanado.

Lo que dice el artículo 75 inciso 17 es que es "una atribución del congreso", reconocer la preexistencia étnica... etc. y esto no es un problema semántico, sino legal, ya que no hay legislación al respecto, solo una atribución que el Congreso tiene y que probablemente el gobierno de San Luis, a través de sus legisladores intente llevar al parlamento nacional.

Ahora bien, la Nación Ranquel ¿será una Nación dentro del Estado Nación Argentino o un Estado dentro del Estado?, que son dos cosas absolutamente distintas. Pareciera que el mensaje de Rodríguez Saá habla de lo segundo, aunque solo ha sido en el plano de los discursos y nadie le ha pedido una definición al respecto.

Que la policía no pueda entrar a un territorio, es porque esa Nación cultural, también se configura, de alguna manera en una Nación Estado pero ¿está dentro del Estado de San Luis?

Más allá de lo discursivo y de las buenas intenciones, la legitimidad de la existencia de la Nación Ranquel, es necesario un profundo debate en la sociedad, porque las decisiones que se tomen exceden a la voluntad de un gobernante de turno y es un tema para que resuelva la población en su conjunto, ya sea a través de sus representantes o de una consulta popular. Allí se deberán expresar los mecanismos de coexistencia entre las comunidades originarias y las que también desde hace años se encuentran dentro del territorio puntano y argentino.

La denuncia por los golpes

Aunque este sea un tema accesorio dentro del planteo de fondo, es preciso informar que en torno al hecho de violencia por el que se dio con el paradero de Navarro, el subjefe de la UR2 Distrito Interior detalló: "De acuerdo a una denuncia de una señora que es aborigen, había sido víctima de lesiones por parte de este ciudadano, que, como usted lo dijo, está faltando del servicio penitenciario desde hace algunos meses (...) Nosotros tomamos conocimiento de la presencia de este individuo en ese lugar, a raíz de la denuncia que radica la mujer, una vez que es trasladada a la ciudad de Villa Mercedes, donde radica la denuncia".

Luego agregó que el prófugo "no se encontraba al momento de hacerse presente la comisión policial" que fue en su búsqueda. "Tampoco se pudo determinar el tiempo que permaneció allí, porque es una cuestión que maneja el lonko dentro del pueblo Ranquel y que nosotros no queremos entrometernos en una cuestión que no sea judicial o policial en la que nosotros podamos acceder, siempre y cuando tengamos las garantías para las personas que viven ahí adentro".

Nota del redactor: Un agradecimiento especial a la periodista mercedina Raquel Gurruchaga, ya que fue ella la primera que investigó sobre el caso policial que se relata y quien proporcionó los contactos para la investigación posterior.

Informe: Gustavo Senn
gustavosenn@gmail.com

 

 

 

 

 
   
Free counter and web
stats