realiz

A 20 años del Crimen

José Luis Cabezas ¡Presente!

Un numeroso grupo de periodistas y reporteros gráficos de la ciudad de San Luis recordaron, pasado el mediodía, a José Luis Cabezas, en el 20° aniversario de su asesinato. Por la noche, a las 21, hicieron lo propio los colegas de la ciudad de Villa Mercedes en la Plaza del Sequiscentenario.

El acto de la ciudad de San Luis se hizo en la Plaza Pringles, donde también se compartió con el público la muestra de los trabajos del reportero gráfico ultimado, que se realizaba en la filial local de Radio Nacional.

Dos generaciones de comunicadores se encontraron en la plaza principal de la ciudad, ya que entre los presentes se encontraban aquellos que fueron contemporáneos al hecho ocurrido en Pinamar el 25 de enero de 1997 y varios de ellos que todavía no habían nacido o eran muy pequeños al momento del suceso que conmocionó al país.

La muestra ubicada en uno de los corredores del paseo central también concitó la atención de quienes circulaban en ese momento por el lugar.

El acto se desplegó al lado de un árbol que fue plantado el día del periodista de aquel 1997 y dos placas recordatorias que se colocaron con el paso del tiempo, en el lugar donde año a año se recuerda a José Luis Cabezas con el emblemático ¡Presente!¡Presente!¡Presente! cuando se repite su nombre con la cámaras fotográficas en alto.

También se desplegó una gigantografía con esa fotografía cuyo epígrafe pide que "No se olviden de Cabezas". Las improvisadas palabras de los presentes recordaron el trabajo minucioso del fotógrafo de Noticias y el significado que tuvo su compromiso y su muerte.

Además fue objeto de análisis la situación de los condenados por el crimen, que ninguno se encuentra cumpliendo prisión efectiva, cuando no han cumplido con el tiempo que debían estar tras las rejas.

Eduardo Duhalde, cuya foto también formaba parte de la muestra y era por aquellos días gobernador de la provincia de Buenos Aires con aspiraciones de suceder a Carlos Menem en la presidencia, pasó esa mañana por esa cava donde habían ultimado al reportero, mientras iba a una excursión de pesca, sin saber que en ese lugar había un cuerpo. Días más tarde, les comentó a sus allegados que el asesinato de Cabezas era un mensaje que el enviaban sus enemigos: "Me tiraron un muerto".

Este miércoles por la noche, en la Plaza del Sequiscentenario en Villa Mercedes, hubo también una nutrida concurrencia para homenajear a este hombre que se transformó en un referente del periodismo y los reporteros gráficos por su compromiso con la información y el trabajo.

Cabe recordar que a raíz de este hecho, se instituyó al 25 de enero como Día del Reportero Gráfico en la Argentina.

 

En el mismo año del crimen, el 7 de junio de 1997, Día del Periodista, comunicadores de San Luis plantaron un árbol, símbolo de la vida en la Plaza Pringles y también colocaron una placa. Así recuerdan aquel día Rubén Carbonell y Wences Rubio. Durante el acto, Cecilia Racca leyó una semblanza del fotografo que fue brutalmente asesinado. A pesar de las duras condenas, varias de ellas a prisión perpetua, ninguno de los culpables cumplió efectivamente el tiempo de prisión que en su momento se dictó por la alevosía del crimen, cuyo autor intelectual fue Alfredo Yabrán, el empresario que luego se suicidó cuando se estimaba que iba a ser procesado por esa causa.

 


 

 

 

 

 

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  <script type="text/javascript">

var _gaq = _gaq || [];
_gaq.push(['_setAccount', 'UA-16873126-1']);
_gaq.push(['_trackPageview']);

(function() {
var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true;
ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js';
var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s);
})();

</script>

  googlea5ed8c6199e1c16d.html