Cerámica San Lorenzo baja sus persianas

Otra fábrica que cierra en Villa Mercedes y quedan más de 140 familias sin su fuente de ingresos

La empresa venía sufriendo una serie de medidas desde mitad de 2016, cuando comenzaron las suspensiones y pasado el mediodía del jueves llegó la peor noticia. Los empresarios decidieron cerrar definitivamente Cerámica San Lorenzo, ubicada en el Parque Industrial de Villa Mercedes. Hay 120 trabajadores que quedan en la calle. Les pagarían toda la indemnizacón. La semana que pasó había sucedido algo similar con Georgalos que decidió concentrar su tarea en otro sitio.

La empresa tiene otras plantas en Azul (Buenos Aires), San Juan y Puerto Madryn (Chubut), pero la única afectada es la fábrica sanluiseña, que cierra definitivamente sus puertas. Los delegados gremiales fueron los encargados de dar las malas nuevas en vísperas de la festividad de Reyes. Hace poco más de diez años -en 2006- la Cerámica cambió de dueños y pasó a manos de un grupo empresario mexicano.

La CGT que comanda el actual Vicegobernador Carlos Ponce emitió un comunicado donde repudia el cierre, se solidariza con los ceramistas despedidos y culpa a las políticas nacionales por los cierres de establecimientos fabrilles.

Allí señala que las "desacertadas" políticas nacionales "nos están llevando a una situación insostenible de nuestras fuentes de trabajo, impactando de forma cruel y estructural, de forma regional, provincial y local".

"Asistimos a múltiples cierres de empresas en nuestra querida provincia de San Luis, así como a despidos encubiertos, con reducción de jornadas de trabajo, vacaciones anticipadas, cierres de líneas, entre otras situaciones que genera este mercado Neoliberal que ha decidido transitar y beneficiar la política argentina frente a los capitales", remarca el texto conocido ayer.

La semana anterior la empresas Georgalos había decidido también cerrar sus puertas en Villa Mercedes y dejar sin trabajo a ocho personas. La razón allí era distinta, ya que mudarían la producción a la provincia de Córdoba, según se conoció. Pero los trabajadores también se quedaron sin su fuente de ingresos. Un poco más atrás en el tiempo, en Concarán se cerró una de las fábricas más antiguas que tenía la provincia. Herzo se iba dejando 30 años de permanencia en la provincia y más de un centenar de personas sin trabajo. En ese caso, la razón era la apertura de importaciones que impulsó el gobierno de Mauricio Macri, ya que la fábrica que estaba en el Valle del Conlara producía para la marca Puma y debía competir con productos de otras nacionalidades.



 

 

 

 

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  <script type="text/javascript">

var _gaq = _gaq || [];
_gaq.push(['_setAccount', 'UA-16873126-1']);
_gaq.push(['_trackPageview']);

(function() {
var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true;
ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js';
var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s);
})();

</script>

  googlea5ed8c6199e1c16d.html