Cambiemos volvió con las listas negras a San Luis

Echaron sin motivo a periodista de Radio Nacional San Luis

Las listas negras no son una práctica reciente de Cambiemos y afectan directamente a San Luis, pero habían cesado desde julio de 2016 cuando echaron de su trabajo arbitrariamente a 600 trabajadores en el país en el RENATEA. Ahora, Hernán Lombardi, titular del Sistema Federal de Medios Públicos y Contenidos Públicos y Miguel Pereyra, Presidente de Radio y Televisión Argentina Sociedad del Estado (RTA SE), vuelven a las andadas y van contra periodistas que resultan 'incómodos' para el blindaje mediático que necesita Mauricio Macri. Con un argumento pueril, ambos dejaron afuera de sus funciones a 21 trabajadores en el país y en el caso de San Luis, el 'castigo' cayó sobre Wences Rubio, quien era periodista de planta desde 2010, pero trabajaba desde 2006 en la radio.

Este es el argumento de Lombardi, que dice que buscan eliminar las "capas geológicas" que según este funcionario, "pretendieron engrosar la planta de la radio utilizando argucias legales". Y, según publica La Nación: "Son unos caraduras. Algunos directores se reubicaron en planta permanente después del 10 de diciembre de 2015. Es un cargo político, cuando se va la autoridad política que te designó, tenés que irte", explicó Lombardi y afirmó que "no hubo concurso, se pusieron totalmente a dedo". Una falacia de las tantas del encargado de las políticas de comunicación del macrismo.


Quien escribe estas líneas, por haber trabajado en Radio Nacional San Luis (no solo sin cobrar, sino pagando el espacio para poder hacerlo mientras era gobierno la Alianza que encabezaba Fernando de la Rua y la sucesión que vino luego tras su huída en helicóptero, represión mediante) puede dar fe que los últimos nombramientos de personal de planta hasta ese momento se habían producido en la década del '90 durante el menemismo y que durante esos primeros años del 2000 solo había efectivos, además del personal administrativo, los locutores y operadores técnicos. No había, increíblemente, un solo periodista que revistiera como empleado de la Radio Nacional San Luis.

El concurso público por oposición y antecedentes que se realizó en 2010 (después se hizo otro en 2014 aprox.) vino en parte a poner algo de normalidad -algo- sobre una situación absolutamente anormal, ya que ninguna radio que se precie de tal, puede funcionar correctamente si no tiene periodistas en su plantel. Aunque ya venía trabajando desde antes, con esa modalidad casi esclavista, de ese concurso Wences Rubio obtuvo su nombramiento como personal de planta. Antes, desde 2006 a 2009 fue movilero de la radio; desde 2007 estuvo al frente de la conducción de "Aguante la radio"; en abril de 2010 fue contratado y en diciembre, tras el concurso, ingresó a planta permanente. Once años trabajando en RNSL, muchos en la extrema precariedad. ¿De qué capas geológicas habla Lombardi?

Después, tras la enfermedad y posterior fallecimiento de Silvia Niño como Directora, Rubio asumió primero interinamente y luego por concurso al cargo de Director, en el que permaneció hasta agosto de 2016, no por su propia voluntad, sino porque el ahora oficialismo no se ponía de acuerdo a quien nombrar -hubo al menos dos nombres, uno ligado al rodriguezsaáismo y el de un periodista independiente que estuvieron en danza- y finalmente se decidieron por el abogado Otoniel Pérez Miranda, sin ningún tipo de antecedentes en medios de comunicación.

De esa "capa geológica" dice Lombardi que se quedaron 'prendidos' quienes fueron despedidos este miércoles. Una mentira escandalosa, convalidada por toda la dirigencia de Cambiemos local, incluidos los presidentes del PRO y la UCR actuales.

Durante la gestión de Germán "El Chango" Arias (jamás 'sospechado' por kirchnerista) en 2002, el programa "El Caleidoscopio" conducido por Wences Rubio y emitido por Radio Universidad por más de diez años, recibió una mención especial del Premio Mauricio López -un reconocimiento a quienes trabajan en favor de los Derechos Humanos. El mismo programa, recibió en 2009 el reconocimiento del AFSCA, con el premio Construyendo Ciudadania en radio. Pero el actual presidente de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados y también ex Rector de la UNSL, José Riccardo guarda un oprobioso silencio respecto de este despido de alguien que la universidad que también condujo, premió. Despido que es -a todas luces- para acallar voces disidentes.

Igual actitud ha tomado Carlos "Charly" Pereyra, hoy titular de la UDAI San Luis del ANSES, con quien Rubio ha compartido más de una oportunidad no solo entrevistas, sino espacios en común, como la visita (y posteriores reuniones en San Luis) a Salta para ver el proceso electoral donde se utilizaba el sistema de Boleta Única Electrónica, viaje al que también concurrió quien fuera presidente de la UCR San Luis, Alejandro Cacace. A ambos los sacó al aire en directo desde Salta.

Ninguno de los nombrados pareció en ese momento tener cuestionamientos hacia la tarea periodística de Rubio, al menos no surgió eso en ninguna de las charlas de las que quien escribe estas líneas pudo presenciar. Pero hoy convalidan con el silencio la censura maquillada del macrismo, que no es más que el resurgimiento de las tristemente célebres listas negras de la dictadura y la persecución por pensar distinto; persecución ideológica en definitiva.

Este miércoles se dio a conocer el detalle de los despedidos que incluye a nuestro colega que figura como “Anexo I” de la resolución tomada por el presidente de RTA, Miguel Pereyra, en una clara persecución ideológica instrumentada contra estos profesionales de la radio estatal.

En ese documento que se viralizó por las redes, se señala, con conocimiento de causa, que todos fueron "sacados del cargo de director/a tras la asunción de las autoridades de la alianza Cambiemos".

"Esta es una verdadera lista negra diseñada para castigar a quienes adscriben a ideas o valores diferentes a las de la alianza gobernante, y para disciplinar al resto de los trabajadores y trabajadoras. Esas listas fueron confeccionadas desde la conciencia del peor revanchismo, al estilo de épocas oscuras que parecen regresar".

"Estas prácticas se llevan a cabo mientras el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, habla de pluralidad de voces y respeto por el derecho a la libre expresión en los medios públicos. Como se ve, sus palabras se dan de bruces con la realidad. Desde el Estado y las corporaciones que hoy lo instrumentan, han inaugurado la era de las máscaras: lo que llaman pluralidad es censura; lo que enuncian como "de todos" es solo para unos pocos; lo único que comunican son amenazas, prohibiciones y telegramas de despidos
En este mismo sentido, denunciamos que una vez más las autoridades del área de comunicación del gobierno de Cambiemos violan el articulado vigente de la ley 26522, de Servicios de Comunicación Audiovisual".

"También advertimos que estos despidos vienen a sumarse a una serie de acciones llevadas adelante por las actuales autoridades que han provocado un desmantelamiento de las radios púbicas de todo el país, no solo en la infraestructura (que tanto costó recuperar después de años de olvido), sino también en los contenidos. Así, mientras se habla de federalismo y de respeto por las voces locales, las emisoras del resto del país han sido obligadas a emitir programación local solo por una frecuencia, dado que la otra debe retransmitir a LRA1, Radio Nacional Buenos Aires. El vaciamiento de los medios públicos toma la forma de un plan sistemático".

"Achicaron las horas de producción propia, perforaron el piso de calidad artística de los contenidos, restringieron la participación de los oyentes y en muchos casos reubicaron a los trabajadores en tareas aleatorias que no guardan relación con su formación profesional. El despido de personal, en ese contexto, es un punto de llegada de una política fríamente organizada más que un hecho caprichoso o desafortunado".

Aunque poco o mucho pueda significar el repudio del periodista que escribe estas líneas, hago saber mi pública condena a estos despidos que hacen recordar a épocas que ya creíamos superadas. También a la intolerable decisión del Presidente Mauricio Macri de dejar sin efecto por decreto la ley que mayor consenso consiguió entre la población argentina, donde nos involucramos todos los sectores ligados a la comunicación y la educación y actores de las organizaciones intermedias, como la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que impedía los oligopolios que hoy vuelven a manejar los medios de manera concentrada brindando un blindaje a las políticas neoliberales que impone su gobierno, que solo han aumentado la pobreza, el desempleo, el endeudamiento, la inflación y la arbitrariedad en el país.

Gustavo Senn
Periodista
DNI 13731663


 

 

 

 

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  <script type="text/javascript">

var _gaq = _gaq || [];
_gaq.push(['_setAccount', 'UA-16873126-1']);
_gaq.push(['_trackPageview']);

(function() {
var ga = document.createElement('script'); ga.type = 'text/javascript'; ga.async = true;
ga.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js';
var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s);
})();

</script>

  googlea5ed8c6199e1c16d.html